Slide background

Nuevos tiempos. Nuevos retos.

El Intercambio

Desde la década de los 50 del siglo XX, el intercambio / trueque / barter ha permitido a las empresas utilizar sus bienes y servicios para financiar la compra de otros bienes y servicios.

De acuerdo con las cifras de la Organización Mundial del Comercio, el 15% de las operaciones comerciales se llevan a cabo sin recurrir a una moneda nacional soberana. Esto incluye el comercio directo, intercambio comercial, los acuerdos internacionales multilaterales y los intercambios con monedas complementarias.

La utilización del intercambio de bienes y servicios supone un complemento atractivo para las ventas, porque contribuye a aumentarlas. Además facilita el flujo de efectivo y se reduce la dependencia de crédito convencional.

Existen dos modelos mayoritarios a día de hoy: el llamado corporate barter y el de bienes y servicios (también llamado retail barter), que en su mayoría usan las PYMEs, y que pueden distinguirse por el grado de participantes o el volumen de sus transacciones.

<’h3′ class='av-special-heading-tag' itemprop="headline" >’Corporate

Permite a las grandes organizaciones comprar campañas publicitarias en medios de comunicación a cambio de sus productos / servicios o stocks. Los acuerdos se negocian por empresas intermediarias y agencias de medios.


Este tipo de operaciones representan aproximadamente el 80% del volumen de las operaciones de barter realizadas en el mundo.


Es un dato que denota una clara evolución de la industria del intercambio, puesto que si en un principio el intercambio de bienes y servicios contra espacios publicitarios era bastante testimonial y se practicaba de forma bilateral, ahora se ha convertido en el sistema comercial multilateral en el que participan activamente anunciantes, agencias, intermediarios y medios de comunicación.

<’h3′ class='av-special-heading-tag' itemprop="headline" >’Retail

Es un sistema consistente en el intercambio de bienes y servicios utilizando un sistema de crédito mutuo y en base a una oferta común para todos.

El modelo económico del comercio de bienes y servicios difiere significativamente de los intercambios con medios de comunicación. Se basa principalmente en la compensación ante una diversidad de productos y servicios